sábado, 6 de marzo de 2010

Sorpresa, sorpresa.

Eso es lo que tiene la carretera, la acompañas de buen tiempo, una cabra y ganas de pasear y es que no hay quien se resista, ni siquiera nuestro viejo amigo Darth.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada